Buscar
Buscar

Butterflies

Feathers

Fish

Snakes

Abstracts

American States

Fruit

Vintage Rugs

Últimos lanzamientos en vinilo

Segundos Afuera de Jorge Galemire es uno de los principales discos de culto de la música uruguaya. Editado en 1983 casi sin repercusión comercial, este trabajo deslumbró a varias generaciones por su combinación de canción de autor con experimentación pop y por la mezcla de murga, candombe y jazz con tintes psicodélicos.

Un disco mítico, nunca reeditado que vuelve a la vida con su arte original y la increíble calidad de su sonido recuperada.

 

COMPRAR AHORA!

Travesía -Ni un minuto más de dolor-

En 1981 Estela Magnone, Mariana Ingold y Mayra Hugo comenzaron un proyecto inédito en ese entonces para la música uruguaya: un trío femenino donde todas las voces, instrumentos y arreglos eran obra de sus integrantes.  

Travesía mezcló la formación coral clásica de sus integrantes, con su amor por los Beatles y por la música brasileña. Rápidamente fueron haciéndose un lugar dentro del ambiente de la música montevideana de la época, tocando en varios espectáculos compartidos con otros artistas.

En 1982 el trío participó en el álbum Siempre son las cuatro de Jaime Roos. Fue su primera grabación como grupo. 

El disco propio llegaría poco después de esa primera experiencia en el estudio. 

Roos convenció al sello Ayuí para que se la jugaran a editar el álbum debut del trío, haciéndose cargo de la producción artística junto a Carlos Da Silveira como asistente de grabación y Darío Ribeiro como ingeniero de sonido. Ninguno de los tres intervino en la elección del repertorio ni en los arreglos vocales e instrumentales que corrieron por cuenta de Travesía. Tampoco hubo músicos adicionales en el álbum, todos los instrumentos fueron tocados por Magnone, Ingold y Hugo. 

El minimalismo de la instrumentación resaltó los complejos y etéreos arreglos vocales del trío. Estela Magnone se estrenó como compositora en este álbum, con dos canciones propias en letra y música (“Andenes” y “Avalancha”) y cinco coautorías. 

La propuesta del disco estaba muy conectada con la vertiente más sofisticada de la música uruguaya de autor de esa época, pero era también extremadamente original. La mirada femenina en un ambiente preponderantemente masculino era parte importante de esa originalidad, lo mismo que la total atemporalidad de su música.

 

Ni un minuto más de dolor se editó a mediados de 1983. La delicadeza y sofisticación del disco no captó la atención mayoritaria del público de la música popular más masiva, fuertemente politizada en el marco del final de la dictadura. Pero, el ambiente artístico quedó impresionado con la belleza de su propuesta. A partir de la edición del disco muchos músicos quisieron contar con las voces del trío, que participaría en varios álbumes fundamentales de esa época como Segundos Afuera (1983) de Jorge Galemire, Recital especial (1983) de Leo Maslíah, Cuerpo y alma (1984) de Eduardo Mateo o Mediocampo (1984) de Jaime Roos. 

Luego de Ni un minuto más de dolor, Travesía no volvería a grabar otro disco. Su existencia fue fugaz, pero dejó una huella profunda que aun perdura. 

Aunque la música uruguaya había tenido algunas figuras femeninas muy importantes, Travesía fue el primer grupo enteramente compuesto por mujeres, abriendo las puertas a diversas experiencias que continuaron años después. 

Más allá de todos esos aportes e innovaciones tan importantes, dejaron este bellísimo disco, editado hace casi cuarenta años pero que bien podría haber sido hecho ayer.

COMPRAR AHORA!

 

3Pecados -Diciembra-

Diciembra (2011), el último disco realizado por el trío 3Pecados, se transformó casi desde el momento de su salida en un álbum de culto, aportando un nuevo aire a la música uruguaya.

Esta “superproducción indie” convertida hoy en clásico, creó un universo propio, a la vez melancólico, sombrío, irónico y romántico, con varias capas sonoras y letrísticas para desentrañar.

 

COMPRAR AHORA!

Nair Mirabrat -Juntos ahora-

Martín Ibarra y Nair Mirabrat nos traen una variedad de ritmos electrizantes con 'Juntos Ahora'. Presentando una versión única del rock indie fusionado con elementos de Jazz, Pop y Candombe-Fusión.

En lo más profundo de la escena musical de Montevideo, Nair Mirabrat trasciende sin esfuerzo los géneros (indie rock, jazz y candombe) y la tradición local dando lugar a una nueva era de influencia que a su vez se complementa con la voz de Ibarra.

Ibarra y sus músicos son una mezcla moderna de Jaime Roos, OPA, Hugo Fattoruso y Eduardo Mateo con su pasión exploradora de mantenerlo 100% Uruguayo.

Chris J. Morris

 

COMPRAR AHORA 

 

 

 

Los Nuevos Creyentes -Planta Musical-

A través de las once canciones que componen “Planta Musical” (2021, Little Butterfly Records), Los Nuevos Creyentes (LNC) vuelven a profesar su fe en el mundo invisible que se deja ver cuando te lo crees. Su notable devoción por la psicodelia va desde la mística de aquellas bandas californianas de los 60, pasando por la energía sativa de los garageros Nuggets, hasta lo espacial del Pink Floyd de “The Dark Side of the Moon” con el latido como parte del desenlace de ambos discos.

Ese paladar lisérgico capaz de aterrizar en el Far West para musicalizar espejismos, ahora incorpora reverberancias surf como parte de su viaje sensorial. “Tatuaje en la luna” abre el disco mencionando a varios de los componentes que cimentan el imaginario de la banda, entre mensajes, guías, plantas poderosas y ojos rojos de neblina. Esta lírica esotérica, influenciada por Roky Erickson, tiene tanto de sueños y alucinaciones como de la liturgia alrededor de power flowers y visiones. “Planta Musical” va de la euforia a la introspección que tiene como punto de inflexión el primero de los dos instrumentales (“Lluvia de agua florida”), con una construcción de atmósferas donde el diálogo entre los instrumentos acentúa el trance del tema.

Con ese espíritu hipnótico sobresale “Medita el demente”, una de las canciones más emotivas, íntimas y aun así universales que compuso la banda. El delay inicial y su cadencia la llevan hacia un pop colocado en otro plano, con una letra que va repitiendo un mantra tan circular como la escena que describe, donde “los ojos se cierran, la música suena, el cielo en la tierra”. “Medicina” es el cierre instrumental de este disco-trip compuesto por un grupo de feligreses que parece vivir mejor en la Luna púrpura y ahora están de vuelta jugando con hechizos, ¿o qué esperabas de ellos?

-Nelson Barceló-

 

COMPRAR AHORA 

 

 

 

 

 

Alucinaciones en Familia I

Primer álbum de la banda integrada por músicos que siempre están atendiendo varios kioscos artísticos a la vez, Alucinaciones reunió las mejores cualidades de sus músicos, lo mejor de un circuito, lo mejor de un legado, y con eso moldeó una personalidad propia. No hay, en el under local actual, ninguna banda a su altura.

 

COMPRAR AHORA 

Alucinaciones en Familia II

El disco es, en buena parte una oscilación emocional entre la angustia y la demencia, entre la calma y la explosión, que es acompañada de teclados que aportan abundancia de texturas, de guitarras que van directo a la fibra íntima (sobre todo las acústicas), de bajos que hipnotizan y de alguna programación enriquecedora. Y de coros, muchos coros (los de “Duraznos” son tremendos), y de segundas voces. Y ahí se apoyan la voz de Pau O’Bianchi y unos versos lúdicos e íntimos.

 

COMPRAR AHORA 

Los Mockers 

Cuando apareció este disco, en el último tirón de 1966, Los Mockers arañaban, con suerte, los 20 años de edad. La historia del grupo fue, en principio, la de decena de bandas de adolescentes que, en Montevideo, Buenos Aires y otras ciudades de la región, cautivados por el espíritu beat de la época, se lanzaron sobre guitarras y baterías para hacer lo que a sus padres les molestaba.

 

Claro que ese fue solo el comienzo, y lo que en la mayoría apenas era entusiasmo, en Los Mockers se convirtió en obsesión. A eso hay que sumarle el talento desbordante del quinteto, que compuso un repertorio fresco y salvaje a prueba de almanaques. Es injusto decir que este álbum envejeció bien, porque es tan joven y vital como el día que salió a la calle.

 

Es mentira que Los Mockers fueron la réplica rioplatense de los Rolling Stones. Aunque los vocales de Polo remitan necesariamente a la escuela Jagger (¡y cuántos matarían por cantar al menos la mitad!), la banda concibió un sonido personal, parado sobre la vertiente más blusera de la Invasión Británica, con The Animals, los Yardbirds y Manfred Mann, entre otros, pero con una crudeza que no todos los ingleses alcanzaban.

 

Así, estos casi adolescentes grabaron en la capital argentina uno de los mejores (si no el mejor) álbum de rock’n’roll de Sudamérica de toda la década del 60. Para ello, echaron mano de sus maravillosas canciones y de su solvencia como banda, y le agregaron una desusada dosis de inventiva para superar las precarias condiciones en que fueron registradas.

 

Y lo que parieron es una obra maestra: hay canciones de influencia stoneana, melodías pop que convierten hits instantáneos, baladas de esas que hacen caer las medias, rock’n’roll y rhythm & blues. Este disco es pura inspiración y urgencia. Y, más de medio siglo después de su primera edición, sigue siendo imprescindible.

Comprar ahora 

 

 

----------------------------------------------------------------------------------------------

HUGO JASA - Estados de Ánimo 1990 - (2021)
Este álbum inclasificable editado originalmente en 1990, es una combinación única de música electrónica, candombe, jazz y tango. Su reedición en vinilo, es parte de la serie de recuperaciones de álbumes completos que Little Butterfly Records -en coproducción con el sello español Vampisoul- está publicando a partir del aclamado recopilatorio América invertida, centrado en la escena uruguaya de pop, folk y fusión experimental de la década del 80. Más info

Search